Galería fotográfica

Descripción

El exterior de la masía de piedra se ha conservado tal y como la construyeron los masoveros. Posee la magia que el tiempo y las vivencias aportan a los materiales nobles que da la tierra.
En el exterior se halla la gran terraza con la higuera que se orienta al valle. Aquí hay una mesa en la que se puede comer todo el año ya que en invierno da el sol y en verano está protegida del calor por el agradable frescor que proporciona la sombra de la higuera.

A la derecha de la casa hay un porche de glicinias con otra mesa . Un antiguo balcón de forja lo separa de la piscina y la zona de las tumbonas. Toda esta zona tiene una barandilla con puerta para que sea seguro si hay niños.
Las vistas desde aquí son espectaculares y puede oirse el transcurrir del agua del rio Molinell. Es el lugar ideal para desayunar viendo la salida del sol y también ofrece por la noche un espectacular cielo plagado de estrellas.
Al otro lado hay un pequeño huerto de aromaticas y la barbacoa.

En distintos lugares del terreno que rodea la casa hay sillones y pequeñas mesas para poder percibir los aromas y las vistas que este lugar ofrece.